MISCELÁNEA REILLO

Un poco de todo, como el universo Reillo. Pintura, poesía, mis pensamientos...

jueves, 14 de agosto de 2014

BACKSTAGE IV - La trampa

Ya que el cartel anunciador de la siguiente pasarela era una fotografía mía, supuse que contaría conmigo para hacer el reportaje. Hablamos de ello ya que era lejos de nuestra ciudad. Al hablar con el Vizco siempre se tiene la sensación de que oculta algo o de que ni él mismo sabe lo que hace... todo es incertidumbre...


Le comento que no tengo dinero para viajar y ya que le voy a hacer un reportaje que bien podría suponer unos 600€, sería de esperar que él corriese con esos gastos. Si bien el siempre habla de equipo, equipo... 
Me propone entonces aprovechar el viaje para hacer una exposición de mis pinturas que podrían ir en la furgoneta con los trajes de los diseñadores, que en un principio parecía que no tendría costo alguno. El a cambio se llevaría un porcentaje de las ventas de los cuadros, de un 10-20€.

Cuando ya está todo acordado, el lugar, el día, el cartel de la expo etc... me comunica que ha elegido otros fotógrafos para la pasarela y para una sesión extra aparte... que la expo me saldría por 100€ para transporte y hotel, con gastos compartidos.


Nota: Las fotos aquí incluidas, no son vinculantes, solo son una recreación para el relato, no tienen relación alguna con nadie y como se dice en el cine "cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia"

Las cosas se van complicando y mis dudas van en aumento... para aprovechar la ocasión, concierto una sesión propia con una modelo que se desplazará allí y pido prestado un traje para esto. 
Una vez allí, a 500 Km de casa, se suceden una serie de acontecimientos desafortunados, incoherentes y casi surrealistas... si, casi cubistas como mis cuadros... Siendo todo una aventura de despropósitos, desorientación y no saber que hacer...


Aparentemente todo está bien, la pasarela brilla como todas, el lugar magnífico... pero por detrás... la obscuridad asfixiante... La desorganización es evidente, los nervios, muchos flecos de última hora sin atar... y un caos total entre todos. 
Me encuentro además entre esta vorágine en un momento de esos de "tierra trágame", asistiendo a la discusión con una colaboradora, Lucía, a la que se le pide dinero, donde se dice que no hay para pagar el hotel, ni otros gastos... y yo me pregunto... ¿Donde ha ido a parar el dinero de cada diseñador? Todos se sienten engañados, diseñadores, colaboradores, fotógrafos, modelos... 
En ese momento no supe ver la realidad y ya estaba metida en la "trampa"...
Tras la vuelta la batalla continua, entre los diseñadores, los fotógrafos... y Yo.

1 comentario:

  1. Yo flipo... Los desfiles que organiza mi hermandad tienen más orden que esto xD Y eso que los organiza la junta joven.

    ResponderEliminar